Mi foto
Nombre:

Ignatius nació en una granja en las afueras de Florín. Sus principales pasatiempos eran comer panceta y atormentar al muchacho que vivía con él: "Puto inquilino, abrillanta mi silla de montar. Quiero ver mi rostro reflejado en ella."

lunes, enero 29, 2007

Año sexual

Sé que es tarde para las reflexiones y los propósitos de año nuevo. Mucho más para lo acaecido el año anterior. Pero la redacción del presente post me ha llevado más tiempo del previsto, por razones que se irán viendo claras a medida que discurra su lectura.

Empecé este resumen con el espíritu de Nick Hornby en Alta fidelidad. Decidí hacer dos listas: los mejores polvos de 2006 y los peores polvos de 2006. El primer dilema se me presentó a la hora del número de entradas que debería tener cada lista. Siguiendo la senda que propone el escritor venido a menos, cinco sería el número perfecto para ambas relaciones. Sin embargo, a tenor de las cada vez menos numerosas quejas que recibo por la inadecuada extensión de mis posts, pensé que cinco + cinco = diez eran demasiados polvos, si pretendía comentarlos mínimamente. Tras un par de semanas de reflexión, decidí que tres iba a ser mi cifra mágica.

El segundo dilema consistía en la selección del listado que empezaría el post: ¿mejores o peores polvos? Cinco días más tarde, me decanté por empezar por los peores, para acabar con lo mejor. Un par de días de profundas reflexiones y de agotadores ejercicios de memoria me sirvieron para confeccionar un directorio preliminar bastante objetivo y veraz. Tan sólo necesité veinticuatro horas para realizar el segundo listado, ya que el ejercicio memorístico estaba ya hecho.

Estaba, pues, preparado para iniciar el post. Me senté delante de la pantalla en blanco y me dispuse a ejecutar la tarea, sintiendo el momento de excitación que preludia el comienzo de cualquiera de mis entradas. Segundos antes de empezar, eché un pequeño vistazo a las listas. La excitación desapareció al comprobar el parecido de ambas opciones. Mentiría si escribiera que las dos eran exactamente iguales, pero sus semejanzas eran asombrosas, por no decir tremebundas. Grosso modo, los polvos eran los mismos en los dos listados. La única diferencia era el orden en el que se circunscribían en cada uno.

No voy a escribir la moraleja, por si a alguno se le ha escapado... TRES POLVOS EN UN AÑO... Pero los Montoya no aceptamos la derrota con facilidad. El sexo no implica sólo la penetración, existen los preliminares, los sesentaynueves, las caricias, los besos... Tras un par de segundos, decidí cambiar el enfoque inicial: la masturbación, una vez más, vino en mi rescate.

Las dificultades que proponía el nuevo reto no eran pocas. Uno tiende a recordar las veces que folla (sobre todo si han sido tres), no ocurre lo mismo con las pajas, para bien y para mal. Desde este punto de vista, no hay gayola mala, así que opté por realizar una lista única con la crem de la crem.

Pero, insisto, las pajas no dejan su huella en nuestra memoria a largo plazo (al menos en la mía), por muy memorables que hayan sido. Pero hay un recurso infalible. Podía equivocarme en cuales habían sido las cinco (sí, había vuelto al espíritu Hornby) mejores pajas del año, pero no sucedería igual con la lista de las cinco mejores musas para las mismas.

La confección de la lista no fue fácil, pero, sin duda, supuso una tarea más que grata. Y aquí llega el último problema. Publicar una lista de polvos me parece normal, pero la masturbación es demasiado íntima (más allá de los celos que pudieren suscitar o los problemas legales que pudieren acarrear...)

3 Comments:

Anonymous malperson said...

insisto:
nada tiene de especiaaaal
un puto inquiliiino;
que te daaa la manoo..

5:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La mas-turbacion es sin duda la solución de placer más acorde con la individualidad.

Ofrece recompensa inmediata y a medida, y, en contra de sus detractores, decía w.a. que era hacer el amor con la persona que más quería.

Vale que es algo íntimo, pero su progresión, difusión y aceptación es imparable, como las del resto de formas de entretenimiento unipersonal. ¿Qué o cuánto separa la consola del consolador?

3:40 a. m.  
Anonymous Jack el forastero said...

Esperemos que poco...

1:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com