Mi foto
Nombre:

Ignatius nació en una granja en las afueras de Florín. Sus principales pasatiempos eran comer panceta y atormentar al muchacho que vivía con él: "Puto inquilino, abrillanta mi silla de montar. Quiero ver mi rostro reflejado en ella."

domingo, enero 07, 2007

Año deportivo

Un año en el que España se proclama campeona mundial de baloncesto y en el que somos (aunque sólo sea virtualmente) ganadores del Tour de Francia debería catalogarse como año excepcional en el ámbito deportivo. Máxime cuando una de estas victorias me sirvió para meterme con unos cuantos agoreros de mierda.

Pero no es oro todo lo que reluce. Sé que pensáis en el mundial de fútbol o que pensáis que pienso en la desastrosa temporada del Madrid. Pero no es eso.

Un año en el que se retira Zidane del fútbol (aunque sea por la puerta grande y con la cabeza bien baja) es obligatoriamente un año triste.

Un año en el que el gilipollas del Alonso gana otro mundial (luchando contra sus mecánicos, directores y entrenadores; corriendo con un motor de dos caballos, con ruedas triangulares, sin gasolina y sin dirección asistida; con todos los corredores del mundial intentando sacarle en cada curva y lesionarle en cada entrenamiento; con la organización regalándole los puntos a Schumacher e intentando que Fernando muriera envenenado con los canapés de cabrales adulterado que le servían cada mañana; con la prensa haciendo campaña contra su innata simpatía; con la envidia que levanta su humilde cuna y ascensión imposible en un deporte de masas, practicado en todas las escuelas de España, donde ya demostró ser el elegido de los dioses, el nuevo Mesías (cuando Pilatos mandó asesinar a todos los niños de 0 a 94 años intentando evitar su incomparable carrera hasta el número uno del universo); con las leyes de la física que se empeñan en favorecer a sus rivales, aplicándole fuerzas centrípetas y de torsión insufribles por cualquier otro ser humano, peraltando las curvas en su contra (y a favor de Schumacher)…) es, sin duda, un año malo.

Y, qué decir de la penosa victoria del FC Barcelona en el torneo del Real Madrid CF. Mancillaciones de este tipo me dejan sin palabras. Afortunadamente hay otros que han sabido expresar mis sentimientos mucho mejor que yo. No os perdáis los artículos: Felicitación al FC Barcelona del 26 de abril y El día después del 18 de mayo.

En un plano casero, tan sólo afirmar que la desaparición de Unión Penosa de la liga de Chamartín ha sido uno de los reveses más duros que mi cinturón y yo hemos tenido que afrontar juntos. Menos mal que el año que viene ya seremos veteranos y se barrunta el regreso de Insumisión FK.

2 Comments:

Blogger Malperder said...

No se, A mi lo del Barcelona no me pareció tan mal. Te recuerdo que tuve que soportar 2 champions vikingas antes de verme forzado a huir al extranjero. Otra cosa que te has olvidado de comentar es del pucherazo en las elecciones del Madrid seguido del presidente no fichando a nadie que tenía prometido. No me negarás que no es un acontecimiento digno de mención en cualquier resumen deportivo del año. Yo lo pondría en el siguiente titular:
"el madrid reconvertido en república bananera."

5:24 p. m.  
Anonymous Ignatius said...

bueno, queda implicito en lo de desastrosa temporada del Madrid. Respecto a tus dos champions nuestras (valga la redundancia), desgraciadamente acontecieron hace ya algunos años (si ganamos esta, prometo ponerlo en el resumen del año que viene).

En cualquier caso, lo de república bananera me parece bien (mucho mejor que los galácticos...)

11:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com